sábado, 17 de octubre de 2009

DEFINICON


Todos somos dueños de una identidad y eso es incuestionable; sin embargo, no todos nos sentimos orgullosos de ella, ni la vivimos plenamente. Pertenecemos al estado peruano, vivimos en su territorio y estamos regidos por sus leyes. Pero, ¿vivimos, los peruanos, dentro de una nación? definitivamente, no.

Antes de desarrollar los principales factores que nos alejan del referente de nación, es necesario reflexionar acerca de qué entendemos por identidad nacional. Según el historiador y filósofo Bernardo Subercaseaux, está comprendida por el conjunto de rasgos relativamente fijos, que se relacionan a cierta territorialidad, a la sangre y al origen, como una esencia inalterable formada por un pasado remoto. Para la psicología social, es el reflejo del inconciente colectivo que se expresa en diversas ideas y acciones sociales; y se transmite de forma genética de generación en generación, obviándose el proceso de aprendizaje y socialización (Carl Jung). Sin embargo, bastará con entender la idea de identidad que plantea Gissi (1987:51) para comprender la magnitud del problema que afrontamos: “La identidad es la respuesta a la pregunta ¿quién soy yo?”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario